Nuevas tendencias: mujeres que viajan con mujeres

Nuevas tendencias: mujeres que viajan con mujeres

Por -

La tendencia women only gana adeptas en España y se empieza a consolidar como una opción de viajes alternativa. La afinidad y la complicidad son algunos de los factores que destacan las mujeres que deciden viajar con otras mujeres.

Así lo afirma la agencia de viajes WOM (www.womviajes.com), que nació hace años enfocada exclusivamente a este colectivo viajero. Aseguran que las mujeres cada vez viajan más de forma independiente. Según una encuesta realizada entre sus seguidoras, WOM señala que la edad media de este tipo de viajera ronda los 45 años. La agencia de viajes explica que, aunque prevalecen las escapadas con amigos y pareja, un 10% afirma viajar en grupos con desconocidos/as como alternativa al no tener con quién viajar, no coincidir en fechas o destinos… con sus círculos más cercanos. Asimismo, un 85% de las encuestadas reconoce estar interesadas en los viajes solo con mujeres. Los motivos de esta elección son variados y van desde la afinidad, los intereses comunes, la búsqueda de nuevas amistades, la complicidad o la confianza y la seguridad.

Ana Blasco, directora de WOM, después de acompañar a múltiples grupos de viajeras por el mundo, afirma que independientemente de su opinión inicial a compartir la experiencia de viajar con otras mujeres, vuelven a casa con una sensación muy satisfactoria. Además, se suelen generar unos vínculos especiales entre las viajeras, en viajes que suelen durar una semana o 15 días.

También hay un grupo de encuestadas que dice haber elegido los servicios de la agencia, no tanto porque sea sólo para mujeres, sino por el tipo de viajes que realizan, en grupos pequeños, con cierta aventura y a destinos muy variopintos, que abarcan desde el Valle del Jerte hasta Creta pasando por Nicaragua, Camboya o Tanzania.

En este caso, prevalece la filosofía de la agencia por encima de su segmentación, ya que el 70% de las mujeres que respondieron a la encuesta afirmaron que suelen viajar con flexibilidad, reservando sólo alojamientos y dejando que el destino vaya marcando el camino.

 

 

Fuente: El Economista

No hay comentarios

Deja una respuesta