Del instituto a fichar por los reyes del porno mundial: la historia...

Del instituto a fichar por los reyes del porno mundial: la historia de Jordi ‘El Niño Polla’

Jordi vive ahora mismo en Ciudad Real, pero en abril se marchará a Londres. Reportaje gráfico: Enrique Villarino. Leer más: Sexo: Del instituto a fichar por los reyes del porno mundial: la historia de Jordi El Niño Polla. Noticias de Alma, Corazón, Vida http://goo.gl/t72DN6

Que no te engañe su cara de niño: Jordi es de Ciudad Real, tiene 21 años y, en los tres que lleva en el porno, ha rodado 150 escenas con gente como Nacho Vidal o Rocco Siffredi

Si te pusieran delante a un grupo de mil personas y te preguntasen cuál de ellas trabaja en el mundo del porno, nunca, jamás, lo eligirías a él. Cualquier otra persona, por rara que pareciese, tendría más probabilidades de llevarse las apuestas.

Y es que nuestro protagonista no sólo es joven (tiene 21 años), no sólo es extremadamente delgado y no sólo tiene una estatura por debajo de la media. Además, rezuma una timidez, una escasez de palabras, una admirable humildad y una (aparente) inocencia que jamás podrían imaginarse en una persona que se gana la vida como lo hace él.

Sin embargo, la carrera profesional de Jordi ‘El Niño Polla’ (ese es su sobrenombre) está literalmente disparada. Hace apenas tres años, este joven estaba en un instituto de Ciudad Real terminando la ESO; a día de hoy, acaba de fichar en exclusividad por Brazzers, los reyes del porno mundial.

Marzo de 2013: el inicio de todo

Todo empezó a principios de marzo de 2013. Navegando por internet, Jordi vio que la productora española de porno ‘online’ Fakings estaba buscando actores y actrices porno que participasen en sus ‘castings’. Y allá que se fue Jordi: rellenó el formulario y mandó unas fotos suyas. “No esperaba ni que me llamaran”, nos confiesa. “Quería que lo hicieran, pero no confiaba mucho”.

“Lo llamé echando hostias (…) A él le dijimos que, si se empalmaba y se corría [lo más complicado para un actor porno principiante], le íbamos a pagar todo”

Sin embargo, al otro lado del correo electrónico la cosa fue muy distinta: “Cuando vi sus fotos, flipé“, nos cuenta Arnaldo, el fundador de Fakings, que está acostumbrado a recibir material de todo tipo y vio el perfil de Jordi una semana después. “Tenía unas características muy especiales: tenía cara de niño, estaba muy delgado y tenía un pollón enorme; era un perfil muy bueno”.

La reacción no se hizo esperar: “Lo llamé echando hostias. A la gente que hace ‘castings’ no se le suele pagar ni el viaje ni las escenas, porque la mayoría no acaba funcionando, pero a él le dijimos que, si se empalmaba y se corría [lo más complicado para un actor porno principiante], le íbamos a pagar todo“.

Y Jordi, ni corto ni perezoso, cogió un AVE desde Ciudad Real y se plantó en Madrid para hacer el ‘casting’. Eso sí, no se lo dijo a nadie, ni siquiera a sus amigos. Absolutamente a nadie.

imagen-sin-titulo

“Le tuve que pedir el DNI dos veces”

Arnaldo recuerda entre risas su primer encuentro: “Cuando fui a Atocha a por él, flipé otra vez. Ya les pedimos el DNI a todos cuando nos contactan, perotuve que pedírselo otra vez para asegurarme de que era él. ¡Si es que era un chaval!”.

Y es que, pese a que en las fotos actuales Jordi ya tiene un aspecto extremadamente aniñado, nada tiene que ver con el chavalín de hace tres años: “Mira que sigue teniendo cara de niño, pero ni te imaginas cómo se ha desarrollado en estos tres años. Si ves fotos o vídeos de cuando empezó, era muchísimo más niño que ahora“, nos cuenta Arnaldo.

“No pensé que funcionara, estaba acobardado”

Desde allí se fueron directamente al ‘casting’. Y lo cierto es que, pese a las buenas condiciones de Jordi, Arnaldo tenía sus dudas: “Estaba nerviosísimo, acobardado. A muchos les pasa eso: están bien dotados, pero delante de una cámara son incapaces de hacer nada. Yo no tenía ninguna fe en que saliera bien“, asegura.

“Estaba muy nervioso, pero la verdad es que fue del tirón. No me costó nada empalmarme, todo salió muy bien”

Sin embargo, la sensación cambió muy poco después: “Para no meterle presión, yo no estuve en la grabación. Un rato después llamé a nuestra persona de producción para preguntarle qué tal iba la cosa, y me dijo: ‘Este chico es un toro, no se le baja nunca. Ya estamos grabando la segunda escena y estoy pensando en hacer más del tirón’. Entre las condiciones físicas que tenía y que no se le bajó ni un momento, estábamos todos flipando. Casi nadie puede hacer eso el primer día”.

Jordi recuerda aquel episodio de manera muy similar. Cuando llegó a grabar, se encontró con dos guiones de escenas distintos: en primer lugar, una falsa cámara oculta: “Era una mujer que jugaba el papel de madurita que quiere aprovecharse del hijo de la vecina”. En segundo lugar, un trío con aquella mujer y con otra más. ¿El resultado? “Estaba muy nervioso, pero la verdad es que fue del tirón. No me costó nada empalmarme, todo salió muy bien“.

En el instituto: “Todos me miraban”

Poco después, los vídeos de Jordi fueron publicados… y tuvieron un éxito monumental: “A nosotros nos gustan mucho esos contrastes de mujer madurita y chico joven“, cuenta Arnaldo, “así que funcionó muy bien. Y es que Jordi tiene unas características muy especiales, a todo el mundo le llamaba la atención. Fue un éxito”.

“Los profesores me decían que siguiera estudiando. Que el mundo del porno era muy difícil y que no debía dejar los estudios”

Pero Jordi tenía que seguir sus clases en el instituto, donde nada volvió a ser igual: “Los chicos me decían lo típico, que era un ‘crack’ y que me los llevase a ellos también. Poca gente me decía algo, pero veía que muchos me miraban y cuchicheaban. Ahora lo llevo bien, pero entonces me daba vergüenza”.

¿Y los profesores? “Me daban buenos consejos”, asegura: “Me decían que siguiera estudiando. Que el mundo del porno era muy difícil y que no debía dejar los estudios”. Pero, a pesar de seguir yendo al instituto, la vida de Jordi ya había cambiado para siempre.

“Este se va a hinchar a grabar escenas”

Arnaldo lo tuvo claro: “Cuando lo vi, pensé: ‘Este se va a hinchar a grabar escenas'”. Y, efectivamente, así fue: “De Fakings me siguieron llamando enseguida. Cada vez me daban más escenas, una o dos a la semana. Además, me pusieron también a trabajar en producción y me subieron el sueldo”. Con el tiempo, de hecho, Jordi acabó saliendo de Ciudad Real para instalarse definitivamente en Madrid.

Su carrera, por tanto, no paraba de mejorar: “Sobre todo grababa dos tipos de escenas: o con una mujer mayor, en plan madurita, o con alguna chica de mi edad, con la estética de colegiales. Ahora me ha cambiado el físico: sigo teniendo cara de niño, pero hace tres años la tenía mucho más”.

Y es que su timidez, que en su vida diaria es totalmente real, le ha venido bien en este asunto: “Yo soy muy tímido. Y esto para mí es un defecto, pero en el porno me ha venido bien para el papel que hacía. De todos modos, ahora ya grabo cualquier tipo de escena, no sólo con la estética de chico joven”.

Lo cierto es que la timidez de Jordi contrasta con los estereotipos que cabe esperar del mundo del porno. De hecho, al principio había cosas que le costaba bastante hacer. Y es que, como recuerda entre risas el productor, “al principio era un sieso, el jodío, no se movía nada. Eso sí, funcionaba muy bien: miraba para un lado, se concentraba, se empalmaba y a rodar”.

jordi

“Mis padres tenían miedo, pero ya no”

A estas alturas, la pregunta es obligada: ¿qué opinan de todo esto los padres de Jordi? ¿Cómo ven que su hijo haya decidido hacer carrera en el porno y buscar el éxito?

“Al principio fue difícil, no les gustaba mucho”, nos reconoce Jordi. “Es normal, no conocían el mundo del porno y no sabían de qué iba esto, no les hacía mucha gracia”.

Por lo que cuenta Jordi, el temor de sus padres iba más encaminado a lospeligros que pudiera entrañar aquel mundo: “Sobre todo tenían más miedo cuando me vine a Madrid y empecé a vivir solo: me decían que tuviera cuidado, que no saliera muchas noches, etc.”.

Sin embargo, parece que la cosa se ha ido tranquilizando: “Vinieron a mi piso de Madrid para ver todo y estan más tranquilos. Ven que estoy trabajando, que todo va bien, que quiero estudiar inglés… la cosa ya está mejor”.

Nacho Vidal y el email de Rocco Siffredi

Jordi cumplió tres años en el porno el pasado lunes, pero en este tiempo ha podido vivir casi todo tipo de experiencias. Entre ellas, grabar con los dos mejores actores de la historia: el español Nacho Vidal y el italiano Rocco Siffredi.

“Siempre me han tratado muy bien, la verdad. El consejo que me dan, sobre todo, es que aprenda inglés y que todo esto no se me suba a la cabeza”

“Con Nacho flipé”, nos cuenta. “Él estaba trabajando con una productora de Estados Unidos y estaban preparando una película, así que hicimos varias escenas juntos. Fue impresionante, nunca me lo habría esperado”.

La historia con el mito italiano fue incluso mejor: “Era un sábado por la mañana. Me desperté sobre las 9 y vi que tenía un email de las 7 de la mañana de Rocco Siffredi. Él trabajaba con la misma productora de Nacho Vidal y me escribió para ver si quería trabajar con él. Un mes después estábamos grabando en Budapest“.

Y la experiencia con ambos, claro, no podría ser mejor: “Siempre me han tratado muy bien, la verdad. El consejo que me dan, sobre todo, es que aprenda inglés y que todo esto no se me suba a la cabeza, que siga siendo como soy”.

Un contrato en exclusividad con Brazzers

Sin embargo, el verdadero momento cumbre en la carrera de Jordi llegó hace dos semanas, cuando Brazzers, la productora líder del porno mundial, le ofreció trabajar para ellos en exclusividad.

Todo empezó el año pasado: “Me mandaron un mensaje privado por Twitterpara ver si quería grabar con ellos. Al mes siguiente grabé una escena en Londres y en enero de este año hice otras tres. Todo fue genial: me trataron muy bien y grabamos del tirón”.

Hasta que hace dos semanas, el bombazo llamó a la puerta de Jordi: “Hablé con el jefe de producción de Brazzers por Skype y me ofrecieron trabajar para ellos en exclusividad. Y dije que sí, claro”.

Jordi lo tiene claro: “Es la oportunidad de mi vida. Mis amigos están flipando, porque claro, todos conocen Brazzers. Siempre me han tratado muy bien, va a ser un gusto trabajar con ellos. Además no suelen llamar a actores nuevos, suelen tirar de sus propios actores. Es genial que quieran tenerme a mí”.

jordi 2

“Es un portento, nunca he visto nada igual”

A Arnaldo, su ‘descubridor’, no le sorprende la progresión de Jordi ni su fichaje por Brazzers: “Me alegro muchísimo por él. Lo de Jordi es tremendo, es un portento, yo no he visto nunca una cosa igual”.

“Es que sus características físicas yo no las he visto en mi vida”, asegura convencido. “Tiene un perfil muy especial y a todo el mundo le llama la atención. Y trabajando funciona muy bien, así que no me extraña que quiera ficharlo todo el mundo“.

“Está en el ‘Top 3’ de los actores con los que he trabajado”

De hecho, lo tiene claro: “Jordi está en el ‘Top 3’ de todos los actores con los que he trabajado. Y los otros dos tienen cerca de 30 años, pero es que Jordi tiene 21. Ha jugado muy bien su papel, es un chico humilde, sabe que todavía está aprendiendo y no se le ha subido a la cabeza”.

Y Jordi, desde luego, sigue alucinando: “Estoy flipando, todo esto me ha venido de repente. Cuando rellené el formulario en Fakings tenía la ilusión de convertirme en actor porno, pero no podía imaginarme que ahora mismo llevaría ya grabadas más de 150 escenas“.

“Tiene un futuro mundial. De hecho, “estoy convencido de que va a hacer carrera en EEUU y a triunfar allí. Estoy seguro de que se queda allí”

Y es que, en estos tres años, la vida de Jordi ha cambiado de una manera que nadie, absolutamente nadie, podría esperar. De aquel chico que dejó los estudios al acabar la ESO cada vez queda menos. De hecho, no descarta retomarlos de algún modo: “No me veo queriendo ser médico, por ejemplo, pero quizá sí estudiando algo de audiovisuales, producción… algo que esté relacionado con mi trabajo”.

“Tiene un futuro mundial, va a triunfar en EEUU”

¿Y ahora qué? Cuando le preguntamos a Arnaldo sobre el futuro de Jordi, no vacila ni un segundo: “Tiene un futuro mundial. De hecho, “estoy convencido de que va a hacer carrera en Estados Unidos y a triunfar allí. Estoy seguro de que se queda allí”, asegura. Además, “a la gente le encanta. Fíjate en su Twitter: con la edad que tiene, no le sigue mucha menos gente que a Nacho Vidal. Lo tiene todo Jordi“.

Ahora mismo, Jordi ha dejado ya su piso de Madrid y se ha vuelto a Ciudad Real para estar con los suyos. Pero será por poco tiempo: en abril, este joven de apenas 21 años se irá a vivir a Londres con un doble objetivo: por un lado, grabar escenas con el equipo de producción de Brazzers en Europa; por otro, mejorar su inglés”.

De Londres a Estados Unidos

Pero sus cruzadas de charco van a ser frecuentes: “En mayo me voy a Estados Unidos a grabar. Seguramente grabe bastante allí, pero ir ahí con contrato de trabajo es más difícil, lleva mucho papeleo”.

En cualquier caso, “la idea es acabar en Estados Unidos. Es lo que voy a intentar y, de momento, me veo”.

Habrá que ver de qué manera evoluciona la cosa. Mientras tanto, Jordi seguirá siendo el chico tímido al que le sigue dando un poco de vergüenza que le reconozcan por la calle y le pidan fotos. Pero con un añadido: ahora está acariciando la élite del porno mundial con la punta de los dedos.

Fuente: El confidencial

 

 

No hay comentarios

Deja una respuesta