Adictos al sexo : seis estrellas que no pueden controlarse

Adictos al sexo : seis estrellas que no pueden controlarse

No sólo Charlie Sheen abusó del sexo en su vida privada. Aquí tienes más estrellas con ese problema

Con la confirmación de que Charlie Sheen reaccionó a la noticia de que era HIV positivo sumergiéndose en el sexo y las drogas, es hora de hacer un repaso de algunas estrellas que ha reconocido ser adictas al sexo, ya sea contratando prostitutas u obsesionándose por el porno.

No hay actores latinos, porque estos son algo más secretivos a la hora de reconocer sus adicciones. Pero Eduardo Verastegui afirmó apostar por el celibato después de una época de descontrol y de todos es sabido que Pablo Montero ha ingresado en clínicas de rehabilitación por sus, dicen los rumores, varias adicciones…

Aquí tienes seis que sí lo han hecho público.

Russell Brand

Los rumores apuntan a que en un mes, hace tiempo, se acostó con 80 mujeres. En su libro autobiográfico, la expareja de Katy Perry reconoció ser adicto al alcohol, la heroína, la cocaína y el sexo, por lo que ingresó en una clínica de la costa este para lidiar con esta última adicción.

Kanye West

El hoy marido de Kim Kardashian explicó en un par de entrevistas durante la primera década del siglo que fue un adicto sexual durante su adolescencia. Y la solución nunca fue buscar tratamiento sino casarse con una mujer que saltó a la fama haciendo un video sexual…

David Duchovny

La estrella de “X-Files” no tuvo problema alguno en reconocer su problema y en 2008 decidió ingresar en una clínica para adictos al sexo en California, como último recurso para salvar su matrimonio con la también actriz Téa Leoni. Pero al final no pudo ser y los dos se divorciaron tras 17 años juntos.

Michael Douglas

Fue una de las primeras estrellas en reconocer su adicción sexual, en 1993 (quizás porque recién salió de estrenar “Basic Instinct” y así aprovechó para promocionar el “thriller” sexual con Sharon Stone), aunque después cambió de onda y dijo que fue a una clínica de rehabilitación debido a su alcoholismo. Fuera lo que fuera, dos años después su esposa Diandra pidió el divorcio tras 18 años y recibió $45 millones de compensación.

Tiger Woods

La infidelidad fue desvelada después de un percance con su auto, que estrelló en 2009 tras una pelea doméstica. La lista de amantes fue considerable y por ello se disculpó, aceptando el problema de adicción sexual que lo llevó a buscar tratamiento en una centro.

Rob Lowe

Un video sexual con dos mujeres, una de ellas menor de edad, desató una crisis personal en el actor a finales de los 80, en el cénit de su joven carrera. Por supuesto, decidió tratarse en una clínica, donde también lidió con sus problemas con las drogas.

No hay comentarios

Deja una respuesta