El vagabundo que entró en un bar para pedir dinero y salió...

El vagabundo que entró en un bar para pedir dinero y salió con un nuevo trabajo

Las redes sociales son ricas en gestos e historias que conmueven y demuestran que el ser humano es capaz de las mejores conductas y de las peores. Un vagabundo, conocido bajo el nombre de Marcus, entró en una cafetería de Minneapoles a principios de este mes para pedir dinero. Lo que no se imaginó es que la dueña del local terminaría haciéndole una propuesta inesperada, informan medios locales como CBS News o «The Ladbible». Una historia que se ha convertido en viral desde que fue etiquetada en Facebook por la propietaria de este establecimiento:

He came in to the cafe one day asking me for some $$. I looked at him and asked him “why don’t you have a job, you know…

Posted by Cesi Abi on viernes, 25 de marzo de 2016

Cesi Albigail, de 25 años y propietaria de la pequeña cafetería, le preguntó a Marcuos por qué no tenía un empleo y que ella no daba nada grátis.Evitando mirarla directamente, aquel hombre la respondió que tenía antecedentes penales y «nadie quiere contratarme por este motivo, así que me veo a mi mismo en las calles y cogiendo dinero de la única forma que conozco: robando o mendigando».

A pesar de las hipotéticas desventajas de la situación, Albi decidió ofrecerle un empleo lavando platos durante el día: «¿Quieres un empleo? Te puedo ofrecer uno», reveló la joven empresaria. Con una amplia sonrisa su interlocutor agradeció el ofrecimiento: «Lo haré a cambio de comida».

En declaraciones a CBS, la propietaria del local, ha afirmado que muchas personas dicen que para Marcus ella ha sido una bendición pero Abi cree que la bendecida ha sido ella.

Dos horas diarias, de momento

Marcus se puso el delantal alrededor de la cintura, y Abigail le ofreció un sándwich que compartió con otra persona sin hogar. «Eso realmente me conmovió», destacó esta emprendedora. Tras dos horas de trabajo- la jornada por la que podían pagarla- el vagabundo regresó por su camino y al día siguiente volvió. Dos semanas después, sigue acudiendo puntual a la cafetería.

«Algunos restaurantes no le permitirían usar sus servicios: no juzgo a nadie por su apariencia, no encuentr ninguna diferencia», afirma Abigail quien cree que si no se ayuda a estas personas nos convertimso en parte del problema. La joven porpietaria espera poder contratar a Marcus a jornada completa, cuando la marcha del negocio así lo permita.

De cualquier forma, al subir la siguiente imagen a su cuenta de Facebook Abigail ha convertido esta historia en viral: «Sus ojos se abrieron y su sonrisa me alegró el día. Él afirmó que lo haría por comida. Ahora casi dos semanas después, está puntual para su jornada ayudando a lavar la vajilla, recoger la basura, etc…». En esta misma entrada de esta red social ha añadido en forma de reflexión: «Hacer algo bonito por alguien y no juzargas porque esten en la calle pidiendo, ya que no conocemos su situación exacta».

 

Fuente: ABC

No hay comentarios

Deja una respuesta