La avioneta que se estrelló en Madrid colisonó en pleno vuelo con...

La avioneta que se estrelló en Madrid colisonó en pleno vuelo con un buitre

El planeo de un buitre a gran altura causó ayer probablemente el accidente de una avioneta en Perales de Tajuña en el que fallecieron tres jóvenes pilotos. El ave se pudo empotrar con la hélice de la aeronave que acabó perdiendo un ala y se estrelló en un olivar situado a la altura del kilómetro 35 de la carretera de Valencia.

El aparato pasó todas las revisiones y tenía nueve años de antigüedad
Dos de las tres víctimas de 22 años estudiaban para ser piloto profesional
Mueren tres personas al estrellarse una avioneta

Las víctimas del siniestro son Andrés López Revuelta, de 22 años, Joan Serra Lovera, de 22 y Marc Campos Recasens de 27 años. Los fallecidos son un piloto profesional y otros dos en fase de instrucción. Todos vecinos de Barcelona.

La aeronave partió ayer del Aeroclub de Sabadell en Barcelona a las 11.21 horas y tenía previsto aterrizar en el Aeropuerto de Cuatro Vientos a las 14.21 con una duración estimada de 180 minutos. Se trataba de un aparato de uso civil modelo Cessna 172R de cuatro plazas que había pasado recientemente todas las revisiones y que tenía nueve años de antigüedad. En el momento del accidente se encontraba a 25 minutos de su destino final

Antes de caer al suelo la avioneta perdió una de las alas que quedó a unos 800 metros del resto del aparato.

Los tres ocupantes fallecieron en el acto. Hasta el lugar del accidente se desplazaron los médicos del Summa, bomberos, efectivos de la Guardia Civil y Protección Civil. El ala de la avioneta, caída cerca de la carretera, facilitó de inmediato a las autoridades datos para identificar la matrícula y el recorrido que seguía la aeronave.

Varios vecinos de la zona vieron como la avioneta se precipitaba sin control a unos dos kilómetros del casco urbano del municipio y de un polígono industrial.

Un residente de la zona aseguró que la aeronave al caer dejó un rastro de humo en el cielo. Entre las piezas del aparato los investigadores encontraron restos de un buitre leonado de gran tamaño. El ave podría tener hasta dos metros y medio de envergadura entre ala y ala.

Se sospecha, por lo tanto, que la causa del siniestro es el impacto del buitre contra el aparato.

Parque del Sureste

En la zona es habitual ver volar a estos pájaros de gran porte debido a su cercanía con el parque regional del Sureste, una zona protegida de la Comunidad de Madrid.

Los cuerpos sin vida de los tres fallecidos fueron trasladados ayer tarde al Instituto Anatómico Forense donde hoy se les realizará la autopsia.

El presidente del Aeroclub Sabadell, Pere-Joan Nogueroles, señaló ayer que los tres jóvenes fallecidos tenían «amplia» experiencia. El responsable del aeroclub ha explicado que los tres fallecidos pertenecían a este club y que, en el momento del accidente, realizaban un viaje de placer. Tanto el piloto como sus dos acompañantes, contaban con licencia privada y estudiaban para ser pilotos profesionales. «Los tres fallecidos eran muy jóvenes, quien pilotaba tenía 27 años y unas 250 horas de vuelo», aseguró Pere-Joan Nogueroles, quien subrayó que, aunque estudiaban para ser pilotos profesionales, ayer no realizaban un vuelo de prácticas.

Nogueroles remarcó que los socios del aeroclub disponen de una flota de 50 aviones que pueden usar con este fin.

El aparato accidentado dispone de cuatro plazas, 160 caballos de potencia y 5 horas de autonomía, con una velocidad de crucero que puede llegar a ser de 110 nudos y un techo operativo de 4.000 metros de altura. Se trata de un aparato de nueva generación y con tecnología digital, según varios pilotos.

El Aeroclub Sabadell se ha sumado al dolor de los familiares y han avanzado que organizarán un acto de homenaje y recuerdo por los compañeros que han perdido la vida en este accidente.

Fuente: El Mundo

No hay comentarios

Deja una respuesta