Más de 70 muertos y 359 heridos en un atentado contra cristianos...

Más de 70 muertos y 359 heridos en un atentado contra cristianos en un parque de Pakistán

Al menos 72 personas murieron, entre ellos 18 mujeres y 17 niños, y 359 resultaron heridas, 20 de ellas en estado crítico, en un atentado suicidaen un popular parque de la ciudad oriental de Lahore, en Pakistán.

  • Entre las víctimas hay numerosas mujeres y niños, que se habían reunido en el lugar con sus familias para celebrar la Pascua

“El número total de muertos es de 72 y el de heridos 359. El alto número de víctimas se debe a que la explosión ocurrió cuando el parque estaba lleno familias pasando la tarde”, dijo a Efe el portavoz policial de Lahore Qaiser Abbas.

Agregó que entre los fallecidos había 10 cristianos, quienes eran el objetivo del ataque, según el grupo insurgente Jamaat ul Ahrar, que reivindicó el atentado. Entre los 359 heridos, 49 de ellos son cristianos, según la fuente.

El ataque, el peor desde el asalto talibán a la escuela de Peshawar (norte del país) en el que murieron 125 alumnos en 2014, sacudió Pakistán en un momento de cierto optimismo por la reducción de la violencia a raíz de una operación militar en las zonas tribales.

afp_20160327_161903872

Un portavoz del Gobierno local, Tariq Zaman, dijo a Efe que 20 de los heridos se encuentran en condición crítica y que está previsto que hoy se celebren los funerales de las víctimas mortales.

El portavoz policial afirmó que el sospechoso de cometer el atentado suicida es un joven del sur de la provincia del Punjab, de la que Lahore es la capital, que fue profesor de un seminario durante ocho años en Lahore tras terminar sus estudios religiosos en la ciudad de Dera Ghazi Khan. Su documento de identidad fue encontrado quemado en el lugar del atentado.

AFP_953LC_20160328061225-krVH--572x381@LaVanguardia-Web

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha viajado esta mañana a Lahore, donde se encuentra reunido con las autoridades de la ciudad.

El atentado ocurrió ayer por la tarde en el parque Gulshan Iqbal, en las cercanías de una zona de juego infantil, cuando numerosas familias pasaban la tarde allí.

Jamaat ul Ahrar, escisión del principal grupo insurgente de Pakistán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), asumió la autoría del atentado.

“Reclamamos la responsabilidad por el ataque contra los cristianos que celebraban la Pascua”, dijo el portavoz del grupo islamista Ehansullah Ehsan al diario paquistaní The Express Tribune. “Queremos mandar el mensaje al primer ministro Nawaz Sharif de que hemos entrado en Lahore”, añadió. Lahore es la capital de la provincia más rica de Pakistán, Punjab, y es considerada el centro político y cultural del país.

El grupo ha reclamado la responsabilidad de varios ataques después de escindirse del principal grupo talibán de Pakistán en 2014. Declaró lealtad a Estado Islámico, pero después dijo que volvía a unirse a la insurgencia talibán paquistaní.

Ehansullah Ehsan, portavoz de los talibanes (Otras Fuentes)
Ehansullah Ehsan, portavoz de los talibanes (Otras Fuentes)

Según datos oficiales, el terrorista suicida detonó unos 20 kilogramos de explosivos mezclados con tornillos, lo que hizo que el efecto de la explosión fuese aún más devastador.

Las televisiones locales muestran imágenes de caos en el lugar de los hechos, con un intenso humo y equipos de rescate buscando supervivientes y transportando a los heridos a las ambulancias. También emiten imágenes de muchas personas en las puertas de los hospitales en busca de sus familiares.

La Policía de Pakistán ha detenido este lunes a 15 personas por su presunta relación con el atentado. Según las informaciones facilitadas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV, entre los detenidos figuran tres hermanos del terrorista suicida, identificado como Yusuf Farid, residente en la localidad de Muzaffargah.

Declarado el estado de emergencia

El Gobierno provincial del Punjab, de la que Lahore es la capital, informó en su cuenta de la red social Twitter que ha declarado el estado de emergencia en los hospitales de la ciudad y ha organizado transportes para llevar donantes de sangre a los centros médicos, al tiempo que anunció tres días de luto oficial.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el ataque y expresó su dolor por estos hechos. A la condena se unió el Gobierno de Estados Unidos, que calificó de “atroz” el atentado.

Niños heridos en el hospital de Lahore (Farooq Naeem - AFP)
Niños heridos en el hospital de Lahore (Farooq Naeem – AFP)

”Este acto cobarde en el que ha sido durante mucho tiempo un parque pintoresco y apacible ha matado a decenas de civiles inocentes y ha dejado muchos heridos”, resaltó en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price.

Por su parte, el Gobierno español ha expresado su “enérgica condena del brutal atentado terrorista perpetrado hoy en Lahore”. ”Por el objetivo elegido se trata de una acción terrorista particularmente execrable”, lamenta el Ejecutivo en un comunicado remitido por la Oficina de Información Diplomática, a la vez que traslada “sus condolencias a las familias y allegados de los fallecidos y desea una pronta recuperación de los heridos”.

“En estos momentos difíciles -agrega la nota- el Gobierno y el pueblo español desean transmitir su solidaridad y afecto al pueblo de Pakistán, así como reiterar su compromiso en la lucha contra toda forma de terrorismo”.

Entre los fallecidos hay mujeres y niños (Arif Ali - AFP)
Entre los fallecidos hay mujeres y niños (Arif Ali – AFP)

El TTP afirmó que ese asalto era una venganza por la operación militar que lanzó el Ejército en las zonas tribales del noroeste del país en junio de 2014 y que continúa en la actualidad.

Esa operación ha golpeado duramente la capacidad de los grupos islamistas y el número de víctimas en atentados había disminuido a su nivel más bajo en ocho años.

A pesar de ello, se han seguido produciendo ataques, principalmente contra objetivos civiles, como tribunales y universidades.

A mediados de marzo, 15 personas murieron y 30 resultaron heridas en un atentado con bomba contra un autobús en el que viajaban empleados del Gobierno en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país.

Una semana antes, 14 personas fallecieron y otras 26 resultaron heridas en una acción suicida a la entrada de un tribunal en el norte del país en venganza por la ejecución de un islamista.

 

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios

Deja una respuesta