Prisión para el yihadista detenido en Palma por preparar un atentado en...

Prisión para el yihadista detenido en Palma por preparar un atentado en España

El joven detenido en Son Gotleu llega a los juzgados. ALBERTO VERA

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado el ingreso en prisión incondicional del presunto yihadista detenido el martes en Palma, Mohammed Harrrack, a quien acusa de haber participado en la preparación de un atentado terrorista en España que no se completó por razones ajenas a su voluntad.

En su auto, la magistrada describe las actividades del detenido, como la publicación en las redes sociales de contenidos a favor del Estado Islámico, la captación de personas para su integración en la citada organización y su envío a Siria e Irak. Pero, además, le atribuye “haber participado en la preparación de un atentado terrorista en nuestro país, incompleta por razones ajenas a la voluntad del propio Harrak”.

14612495367975

Según la resolución, a través de redes sociales y conversaciones telefónicas, el acusado ha manifestado que su objetivo era “viajar al Sham (Levante, Siria)” para “luchar por su umma (comunidad) junto a los muyahidín del Califato”. De igual forma, tras los atentados de París del 13 de noviembre del pasado año manifestó que “(era) un día excelente”, pues “ayer los (suyos) hicieron temblar Europa”.

También ha realizado, señala la juez, actividades de entrenamiento personal y ha publicado imágenes e información sobre su participación en una actividad deportiva conocida como airsoft, en la que individuos ataviados con uniformes paramilitares combaten con armas simuladas que disparan pintura, en escenarios que simulan campos de batalla.

Además, durante los últimos meses Harrah intentó profundizar en el conocimiento de la profesión militar, recopilando información para unirse a una fuerza armada que lo admitiera. Así, tras descartar su incorporación el ejército español comenzó a hacer planes para ingresar en la legión extranjera del ejército francés.

14612496566552

La juez acuerda el ingreso en prisión atendiendo a la gravedad de los delitos y el riesgo de fuga, además de la posibilidad de reiteración delictiva, ya que el investigado “viene operando dentro de un grupo organizado de personas, llevando a cabo de forma conjunta y reiterada actividades de captación, de preparación personal, enaltecimiento e inducción a cometer actos de carácter terrorista, entre otros, los que pone de manifiesto su especial peligrosidad, presentando también un total desapego por las reglas esenciales de la convivencia“.

Harrah está acusado de un delito de terrorismo y de tráfico de drogas. Ha declarado durante una hora por videoconferencia en los juzgados de la capital balear. La causa está secreta y el detenido, muy colaborador, mantiene su inocencia sobre los hechos de los que se le acusa.

El detenido ha ingresado en prisión, donde no estará incomunicado. Esta mañana, ha entrado al edificio judicial con el rostro descubierto a diferencia del día de la detención, cuando salió con la cabeza tapada, esposado y custodiado por dos policías con pasamontañas del edificio donde vive con su familia, en el palmesano barrio de Son Gotleu.

El detenido intentaba captar a menores para integrarles en las filas de la organización terrorista Dáesh, han informado a Efe fuentes de la investigación.

El día de la detención la Policía realizó un registro en el que requisó material informático y pequeñas cantidades de drogas al presunto yihadista marroquí, según la Delegación del Gobierno en Baleares, que precisó que la operación continúa abierta.

El arrestado, señaló el Ministerio del Interior, “suponía una clara amenaza para la seguridad nacional” y se servía de las redes sociales para reclutar a activistas.

No hay comentarios

Deja una respuesta