Domingo, diciembre 10, 2017
Dietas

Al mundo de la alimentación no le faltan fenómenos extraños: dietas a cada cual más chiflada, gente que deja de comer determinados productos sin motivo real para hacerlo, pintorescas teorías acientíficas que dictan que cocinar con calor es malo o que los lácteos son veneno

Decía Dieter Rams (Alemania, 1932), el más famoso diseñador industrial del siglo XX, que el objetivo primordial de un producto es su utilidad y, aunque a la hora de fabricar cualquier objeto tengamos en cuenta ciertos criterios psicológicos y estéticos, se deben evitar todas las características que puedan disminuir la utilidad del producto.

¿Buscas revolucionar tu metabolismo? Entonces, aléjate de las galletas y demás alimentos procesados para conocer los beneficios de estos deliciosos batidos naturales que te ayudarán a bajar de peso, ganar energía y vivir de una manera más saludable.

Hemos notado que actualmente ha surgido una gran concientización por parte de las personas en cuanto a tener un cuerpo saludable y estético se refiere.

Una de las primeras cosas que solemos hacer cuando empezamos una dieta es contar las calorías de cada alimento.

Odio las generalizaciones ya que siempre se equivocan. Son opiniones parciales que meten a un gran grupo de personas bajo el mismo paraguas y eso, como es obvio, no se aplica a todo el mundo.

(CNN)– Todos hemos escuchado el viejo consejo de que para perder peso debemos comer menos y ejercitarnos más. Pero un número de estudios recientes sugieren que la clave para una dieta exitosa no solamente es cuántas calorías comes o no, sino cuándo las digieres.

Los granos enteros suelen trabajar de forma coordinada para crear una poderosa sinergia nutricional entre sus diferentes componentes.

Rachael Farrokh tiene 37 años y pesa tan solo 20 kilogramos. ¿La responsable de su bajo peso? La anorexia, enfermedad que la ha atormentado desde hace ya más de 10 años. Ahora, Rach se encuentra en un estado límite y ruega por ayuda.

El abdomen es una de las áreas de nuestro cuerpo que más tiende a acumular grasa como consecuencia de la mala alimentación y el estilo de vida sedentaria. Una vez la grasa se localiza en esa zona es muy difícil eliminarla y es necesario modificar completamente los hábitos de vida para lucir un abdomen plano y bonito.