El dinero a veces es peligroso, sobre todo con los coches

El dinero a veces es peligroso, sobre todo con los coches

Dinero y buen gusto no son sinónimos y para muestra, un botón. Un boxeador se ha dejado medio millones de euros en cubrir su Lamborghini Aventador con piel de lagarto (sintética, eso sí)… ¿Qué necesidad?

Eres joven y tienes mucho dinero: ¡qué mezcla tan peligrosa! Esto es lo que le ha pasado al boxeador Deontay Wilder, que ha decidido personalizar su Lamborghini Aventador de una manera un tanto peculiar…

A sus 29 años, Wilder ha pensado que tener un Aventadorde color rojo, por ejemplo, es algo demasiado aburrido, así que ha forrado el suyo con piel de lagarto sintética. ¿Qué necesidad hay de hacerle algo así al superdeportivo italiano?

No hay comentarios

Deja una respuesta