Las 10 claves para tener siempre tu coche limpio

Las 10 claves para tener siempre tu coche limpio

Ahora que viene el verano, llega el momento de estar perfectamente a punto, tanto tu coche como tú. Para ello te ofrecemos 10 consejos imprescindibles para cuando tengas previsto lavar tu vehículo.

Sin duda tu coche dice mucho de tu personalidad, por lo que debe lucir siempre perfecto. Para que esto no te resulte difícil te ofrecemos 10 consejos que deberás tener en cuenta para que tu vehículo luzca este verano, sin olvidar que tú también puedes estar perfecto gracias a la nueva Línea Men de Babaria. Formada por cuatro productos, incluye un gel aftershave muy refrescante e hidratante, una crema stop arrugas, un fluido hidratante antifatiga que no resulta ni graso ni pegajoso y un roll-on anti bolsas y ojeras. Sin duda el complemento perfecto para que tú y tu vehículo estéis siempre a punto.

1.- Establece un orden de prioridades: Antes de hacer nada, tienes que tener claro el tiempo disponible y qué partes son las que van a centrar tu atención. ¿Tienes apenas cinco minutos? Quizá sea mejor centrarte en una zona, porque ya sabes lo que se dice, “quien mucho abarca, poco aprieta…”. Te recomendamos que aproveches el fin de semana para que no lo dejes a medias.

2.- Herramientas necesarias: Una vez establecido el orden y en caso de hacer las operaciones a mano, necesitarás como mínimo un cubo, una bayeta de microfibras –mejor que una esponja al uso, ya que ésta tiene componentes más abrasivos–, trapos para secar y los líquidos correspondientes para enjabonar la chapa –te aconsejarán cuáles son los más aptos en centros especializados–, además del agua correspondiente para aclarar.

3.- ¿Dónde lo hago por seguridad? A lo mejor en el garaje de la comunidad tienes una zona habilitada al efecto, también puedes usar los espacios habilitados en las estaciones de servicio o en los centros de mantenimiento del automóvil. Debes saber que si la policía local o la guardia civil te ven en plena calle, serás multado con una sanción leve –entre 200 y 3.800 euros– o con una grave –de 3.800 euros a casi 10.000 euros–, en función de su criterio ya que está prohibido lavar cualquier turismo en la vía pública. O puede que sólo caiga en una reprimenda. Mejor no tientes a la suerte…

4.- ¿Manual o Automático? Frente a todo lo anterior, puedes optar por los lavaderos automáticos por importes que rondan los seis euros o por soluciones de empresas como Ecowash, que realizan una limpieza integral sin agua y lo hacen, asimismo, a domicilio.

5.- De arriba hacia abajo: Empieza ‘regando’ el techo, para aprovechar que el agua que cae arrastre la suciedad de los laterales. A continuación utiliza los productos y, finalmente, dale otro ‘manguerazo’ para quitar los restos.

6.- Las llantas, como el primer día: Existen sprays quitagrasa para las llantas de aleación, bastante asequibles –desde 10 euros–. Una vez aplicado, hay que dejarlo actuar durante unos segundos. Para rizar el rizo, hay abrillantadores de neumáticos que rejuvenecen su aspecto y con los que se da sensación de recién salidos de concesionario. Utiliza un trapo seco y pásalo por los plásticos; de esta forma se elimina la humedad y el polvo acumulado.
7.- Apuesta por la cera: Si no eres muy amigo de la cera, debes saber que, además de para dar brillo, su función principal es la de proteger la carrocería del sol y otros agentes de desgaste. Con ello se consigue alargar la vida. Si no eres capaz de aplicarla con precisión, acude a un profesional del encerado.

8.- Salpicadero, asientos… Tras el exterior, es el turno del interior, en el que hay que prestar atención a elementos como las esterillas –primero sacúdelas–, los plásticos de la consola central o los cristales de las ventanillas. En el caso de los asientos, pasa un trapito húmedo para quitar esas pequeñas manchas fruto de descuidos con comida o de la ceniza del tabaco.

9.- El aspirado no podía faltar ¿Crees que ya has hecho todo? Todavía falta aspirar el interior: tapizados, butacas, maletero… Las máquinas que hay instaladas en las gasolineras tienen poca fuerza, al igual que las que se enchufan a las tomas de corriente del coche. Mejor usar una tradicional, de las que se emplean en el hogar.

10.- También un secador: Por último y si no dispones de bayetas, utiliza un secador para quitar el agua sobrante ya que las gotas pueden tener restos de detergentes o de cal.

 

 

Fuente: Car and Driver Thef1

No hay comentarios

Deja una respuesta