Costa Rica quitará visa a cubanos que salgan a través de “coyotes”

Costa Rica quitará visa a cubanos que salgan a través de “coyotes”

Costa Rica advierte a los cubanos que se encuentran en su territorio, que quien intente salir del país de forma irregular, corre el peligro de perder la situación legal que les ampara en estos momentos, y les recuerda que la visa de tránsito ―que es su condición actual― no les permite el ingreso a otro país. El sitio digital de la Dirección Migración y Extranjería, en Costa Rica, ha publicado lo siguiente:

“Cualquier salida del país en forma irregular, evadiendo controles migratorios, implica un incumplimiento a la normativa y se arriesga a perder la condición que actualmente tiene autorizada. Se arriesgan a que la visa les pueda ser cancelada”.

El documento insta a denunciar, de forma anónima si se prefiere, a los traficantes de personas que se ofrezcan para sacarlos del país de forma ilegal. Incluso se le ha facilitado el número telefónico 2299-8196.

Los cubanos, que ya están varados hace muchas semanas en Costa Rica, han expresado recientemente su preocupación ante los cinco meses que se estima que tomará al gobierno costarricense trasladar a casi siete mil cubanos que en estos momentos permanecen en suelo del país.

En declaraciones a TV Martí, varios cubanos entrevistados han reconocido que consideran seguir camino con la ayuda de los llamados “coyotes”. Algunos lo han hecho ya, antes y después de que se confirmara una solución a la crisis migratoria.

Los propios cubanos, ya manejan cifras y tarifas. Los “coyotes” cobran 1500 dólares por llevarlos hasta Tapachula (México); otra variante es que para cruzar Nicaragua piden 800 dólares. El propio ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social de Costa Rica, Carlos Alvarado, confirma que son varios los cubanos que empiezan a abandonar los albergues.

Se han recibido algunos reportes que indican que hay personas que han sido asesinadas en la selva nicaragüense, personas que habrían llegado allí a través de coyotes.

Algunos cubanos, ante la difíciles condiciones para atravesar la selva y ante los crecientes rumores de asaltos y asesinatos, han decidido regresar a los campamentos. Otros han sido abandonados a su suerte por los traficantes. Algo sorprendente es que, según los cubanos, los traficantes entran a los albergues con mucha facilidad y casi a la vista de las autoridades.

Es hora de caminar con pies de plomo, como suele decirse: el que espera lo mucho espera lo poco… ¿Vale realmente la pena poner la vida propia y la de seres queridos en peligro por no esperar un poco más y salir en términos más seguros?

 

Fuente:  Ciber Cuba

No hay comentarios

Deja una respuesta