Jueves, diciembre 7, 2017
Charleston

Pocos días después de la matanza ocurrida en una iglesia de la localidad de Charleston, en Carolina del Sur (sureste de EE.UU.) en la que murieron nueve feligreses negros, el presidente Barack Obama aseguró que su país no está “curado” de su “legado de esclavitud y discriminación”.

Los medios estadounidenses señalan que Dylann Roof, detenido ayer jueves como presunto autor de los asesinatos en la iglesia Madre Emanuel (Carolina del Sur), ha confesado ya haber disparado contra las nueve víctimas.