El mayor festival de música electrónica de Europa y de todo el mundo, Tomorrowland regresa este verano.

Tras poco más de diez años, Tomorrowland se ha consagrado como uno de los grandes eventos para los aficionados de la música. Una propuesta singular que se diferencia de otros festivales en su particular filosofía, consignada a acentuar las emociones que transmite la música en un entorno mágico.

Tomorrowland abrió las puertas de su reino de fantasías en Boom, Bélgica, en el verano de 2005, como un evento humilde cuya prioridad era hacer llegar la música a los jóvenes de la ciudad, razón por la cual su acceso era entonces gratuito. Aquel fue un fin de semana que se hizo eterno gracias al boca a oreja que ha hecho de Tomorrowland una cita ineludible para los amantes de la música electrónica, el evento estival más esperado del año. Y cada año, Tomorrowland sigue creciendo, expandiendo sus fronteras gracias a iniciativas como Tomorrowworld; Atlanta o Sao Paulo han sido algunos de sus destinos, quién sabe si no será España uno de sus próximos destinos.

Un fenómeno internacional por el que se han llegado a pagar entradas cuyo precio oscilaba entre los 400 y 900 euros. Sus entradas son las más codiciadas, llegando a saturar cada año la web que las distribuye. Más de 190.000 asistentes de todo el mundo, se congregan en el recinto que acoge el evento. Una experiencia vital para cualquiera que se reconozca como amante de la música.

Tomorrowland, en Bélgica, presenta una estética cuidada que recrea los cuentos de hadas. Cuenta con un espacio conocido como Dreamville donde los asistentes pueden acampar en tiendas de campaña que evocan a bosques encantados. Además, en esta zona de acampada hay barbacoas, por lo que los campistas pueden traer comida de fuera (si bien no está permitido introducirla en la zona del festival, donde ya hay máquinas expendedoras y restaurantes). Tiene duchas y baños, siendo estos últimos de acceso libre, con pequeños espejos y desodorantes gratuitos. Hay, como no, a disposición de los asistentes taquillas para guardar sus enseres y no se necesita de dinero real para moverse por el evento; todo está dispuesto para que pueda pagarse con fichas que se canjean en la entrada principal.

La puesta en escena es una de las características más cuidadas de Tomorrowland. Cada año tratan de reinventarse. Para tal propósito, el evento dispone de una plantilla de más de 500 personas, además de voluntarios que se mueven entre los quince escenarios donde se ofrecen conciertos de distintas temáticas para todos los asistentes.

Pero si no te cuentas entre esos afortunados asistentes, no te preocupes. Tomorrowland creó un canal de YouTube para poder seguir todos sus conciertos en directo así como un canal de radio propio. Aunque no podamos acudir a Bélgica, o a Madrid, podremos seguir los conciertos que se suceden en estos escenarios, escenarios que han visto pasar a artistas como David Guetta, Steve Aoki o Aviicii. Y, bueno, ¿quién sabe? Siempre se debe estar atento a las diferentes ofertas y descuentos que surgen por diferentes webs para ver si conseguimos pegar el pelotazo.

Tomorrowland volverá a abrir las puertas a su reino mágico este verano, ¿te lo vas a perder?

 

Fuente: Cultture

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here