Anka: violencia, acoso y muerte

Anka: violencia, acoso y muerte

Con tan sólo 22 años, Anka Ylly ya había vivido todos los males del amor. Había salido, hacía apenas medio año, de una relación que le había dejado algo más que el corazón roto. Durante años, la joven rumana tuvo que soportar los malos tratos que su pareja, Adrián, de 30 años, le tenía reservados.

La violencia vino importada desde el país de origen de ambos, Rumanía, y se perpetuó en el nuestro hasta el día en que Anka consiguió su libertad. Trabajando en un restaurante de la madrileña localidad de Arganda, la joven obtuvo dinero suficiente para poder independizarse económicamente y reunir el valor para terminar con todo: con las agresiones, los insultos, la infelicidad.

Hace alrededor de seis meses que Anka había conseguido dejar a Adrián y ya estaba rehaciendo su vida. Amparada por su trabajo, e iniciando una nueva relación, la rumana no quería, ni debía, mirar atrás. Pero el pasado no la dejaba escapar tan fácilmente.

Según apuntan fuentes cercanas a Anka, su ex pareja “la acosaba, no aceptaba que hubiera pasado página; ella no tenía ningún interés en volver con él, ahora por fin podía ser feliz”.

Media hora antes de matarla, pudo haberla obligado a ponerle en sus fotos de Facebook

Esas mismas fuentes, personas muy cercanas a ella, la definen como una chica “muy discreta”. Una prudencia, o un miedo, que le hizo no denunciar los malos tratos de los que había sido víctima durante tantos años por parte de su ex pareja. Según la Guardia Civil, no consta denuncia de ningún tipo por parte de la víctima mortal. En eso se convirtió el pasado miércoles por la noche, en la mujer número 20 asesinada por violencia de género en nuestro país en lo que va de año.

Adrián acudió a casa de Anka, en la calle Los Huertos del municipio madrileño de Arganda, por la noche. Es imposible saber de qué hablaron antes de que se sucedieran los hechos, pero fuentes cercanas a la víctima tienen muy claro lo ocurrido.

“Apenas minutos antes de que tuviera lugar la tragedia, Ankaactualizó su foto de perfil y de portada de Facebook con imágenes de cuando estaba con Adrián”, explica una amiga. Pero también asegura no tener claro que lo hiciera voluntariamente: “Conociéndola a ella, y la situación por la que estaba pasando, está claro que fue coaccionada por él, para que todo el mundo supiera que ella volvía a ser suya”.

Porque Anka, según fuentes policiales, mantenía una relación con otro hombre, lo que pudo incrementar la situación de maltrato y acoso que sufría la joven y que condujo finalmente al asesinato.

Cerca de las 1.00 horas del jueves, una amiga de Anka alertó a las autoridades al percibir que algo raro estaba sucediendo en el domicilio de la víctima. Cuando entraron los agentes de la Guardia Civil en la residencia, se encontraron con un asesinato y un suicidio.

Se convierte en la víctima número 20 de la violencia de género, la 17 que no denunció

Según la investigación, todo apunta a que Adrián utilizó un cuchillo de cocina del propio inmueble para apuñalar a su ex pareja. Anka, de 22 años, intentó defenderse, como demuestran los cortes en brazos y manos. Finalmente, el agresor logró su objetivo aldegollarla y dejarle el cuchillo clavado en el cuello. Tras cometer el asesinato, Adrián, se ahorcó con una cuerda amarrada a una reja interior de la casa.

Anka se ha convertido en la víctima mortal número 20 de la violencia de género en 2015 en nuestro país. Se une así a las otras 16 mujeres fallecidas que no habían denunciado la situación por la que estaban pasando. Sólo el 15%, por tanto, lo hicieron. En el caso de las tres que sí habían demandado a su agresor, ninguna había retirado la denuncia y sólo una tenía medidas de protección en vigor cuando se sucedieron los asesinatos.

Actualmente hay abiertos en España tres casos de investigaciónpor posible violencia de género: uno en Alicante, otro en Baleares y otro en Málaga. Que haya 20 víctimas en estas fechas significa que hay nueve menos que a estas alturas en 2014. De momento, esta lacra social ha dejado 23 huérfanos en nuestro país en lo que va de año. De los 20 asesinos machistas, seis hicieron como Adrián y se suicidaron tras cometer el crimen.

11737822_871685239572566_856036353037805351_n 11001931_797363377004753_1213814247670079125_nanka

Fuente: El Mundo/Facebook

No hay comentarios

Deja una respuesta