EE UU admitirá a las mujeres en todos los puestos de combate...

EE UU admitirá a las mujeres en todos los puestos de combate militar

El Pentágono rompió este jueves con el pasado al permitir que las mujeres puedan participar en cualquier unidad de combate militar de Estados Unidos. El secretario de Defensa, Ash Carter, anunció que en el plazo de un mes se eliminará toda exclusión femenina. Es una decisión histórica que culmina el proceso iniciado en 2013 por el entonces jefe del Pentágono Leon Panetta para acabar con las prohibiciones establecidas en una ley de 1994.

La medida supone aceptar una realidad: la creciente presencia de mujeres militares en las últimas cuatro décadas. Se estima que unas 300.000 han sido destinadas a las guerras de Irak y Afganistán, iniciadas la década pasada. Pese a los límites legales, se encontraron en situaciones de combate y murieron por fuego enemigo.

La decisión culmina el proceso de apertura del mundo militar durante la presidencia de Barack Obama. En 2011, se derogó la prohibición de acceso al servicio militar de personas abiertamente homosexuales. Y se ha endurecido la lucha contra abusos sexuales en el Ejército.

Actualmente, un 10% de las posiciones militares -unas 220.000- están cerradas a mujeres, como infantería, conducción de tanques y operaciones de élite. “No habrá excepciones”, dijo Carter en una rueda de prensa en el Pentágono. “No podemos permitir amputarnos la mitad del talento del país”

La selección de mujeres a las posiciones se basará únicamente en capacidad personal, sin establecerse ninguna cuota. El pasado agosto, dos mujeres superaron por primera vez las duras pruebas de la escuela de los Rangers para participar en operaciones de combate del Ejército.

Otros países

EE UU es el país del mundo que más invierte en gasto militar. Con la decisión, se une a una quincena de países desarrollados -como España, Francia, Alemania, Canadá o Israel- que carecen de límites de combate a mujeres.

Panetta ordenó en 2013 acabar con la restricción, pero permitió que cada rama militar estudiara excepciones. Las unidades tenían hasta finales de este año para comunicar a Carter su decisión. Todas se mostraron a favor de eliminar cualquier prohibición, excepto los Marines.

El jefe del Estado Mayor, Joseph Dunford, -que hasta septiembre era la máxima autoridad de los Marines- defendió que se pudieran excluir a mujeres en determinadas posiciones de combate en primera línea esgrimiendo un estudio que sostiene que las unidades mixtas estarían menos capacitadas. Pero Carter desoyó esa opinión.

El secretario minimizó las diferencias con la máxima autoridad militar del país, que no acudió a la rueda de prensa. Carter defendió un sistema unificado y alegó que las dudas derivadas del estudio se solventarán en el proceso de implementación.

Fuente: El País

No hay comentarios

Deja una respuesta