El actor y músico venezolano murió al caer de una escalera en su casa, la mañana de este 8 de julio.

Nació en el sector La Fusta, de La Limpia,  el 12 de agosto de 1949. En el portal Sabor Gaitero, de León Magno Montiel señalan: “Sus padres Germán Alvarado y Olivia Morillo lo bautizaron como Denis Daniel Alvarado Morillo. De ellos aprendió las complejidades de la fe católica y se hizo un devoto chiquinquireño. Su hogar lo conformaban nueve hermanos. Como todo niño zuliano amaba la gaita, para él era otra manera de estar frente al público llevando emociones, historias y sentimientos con gran histrionismo. Participó en el conjunto Juventud Cristo de Aranza, comenzó a desarrollar  un show con mucha fuerza escénica, bailaba al estilo Elvis Presley, que era el ídolo juvenil de los años 60 en América. También  tenía influencias de Sandro, el gitano argentino”.

A mediados de los años 60 entró a las filas de Tropicales del Éxito, con ellos grabó la “Sapaguapa” de Lenín Palomares en 1969. También sonó en las emisoras con  “Canto Gaitero”, entre otras. Fue captado por el propio Ricardo Aguirre en la temporada 69 para Cardenales del Éxito, pero entró formalmente a esa agrupación en el 1970. Tenía la misión de interpretar las gaitas protestas como Amor es” y las parrandas más alegres y explosivas como La botellita, Trigueña hermosa, El vapor, que impactó en la temporada 1971. En la temporada 1972, Venezuela entera lo aplaudió con su tema bandera El negrito fullero, parranda que contagia su suprema alegría, y que ha sido grabada por varios cantantes”.

Soto Urdaneta dice que estudió teatro en LUZ y marchó a Caracas, donde destacó en novelas y películas. Era uno de sus sueños: la actuación.

En 1975 fue llamado a las filas de   Los Melódicos, de Renato Capriles. Con ellos grabó el clásico bailable “El pastorcillo”, rememora el sitio Sabor Gaitero.

En la actuación se le recuerda al lado de Amanda Gutiérrez en la novela La Dueña. Participó en las producciones Pecado de amor, El perdón de los pecados, Guerra de mujeres, Mambo y Canela  y  Mi gorda bella.

En la gran pantalla  destacó en  Macu: la mujer del policía  y Desnudo con naranjas, entre muchas.

“El cine”, continúa León Magno Montiel,  “le ha dado a Daniel los éxitos más importantes en su carrera, con más de 20 películas rodadas, ha obtenido el reconocimiento en los festivales de Huelva y Biarritz. Él está en el inconsciente venezolano por los personajes que ha caracterizado,  como el celoso policía Ismael Ramírez,  de “Macu”, dirigido por Solveig Hoogesteijn en 1987, inspirado en el caso El Monstruo de Mamera”.

Con la película Cangrejo II que parte de un  caso real, del cura que contagió de sida a su propia hermana y la asesinó; un filme de Román Chalbaud, rodado en 1984, donde comparte el reparto con Miguel Ángel Landa y Eduardo Serrano. También tuvo una soberbia actuación en “Río negro” la gran coproducción española-venezolana de 1991. Otros de sus destacados trabajos cinematográficos, se registran en “Disparen a matar” de Carlos Aizpúrua en 1990, cinta que fue nominada a los Premios Goya.

Daniel siempre mostró un gran carácter ante la cámara, hizo  muy creíbles cada uno de sus personajes, todos los actores y escritores venezolanos los admiten”, apunta el portal Sabor Gaitero.

Daniel marcó una pauta muy importante en al ambito actoral de la escena venezolana, fué de esos personajes que cuando se hablaba de Venezuela se mencionaba siempre a  el gran: Daniel Alvarado. 

Desde www.batelo.net enviamos nuestras más sinceras condolencias a sus familiares y paz a sus restos.

FUENTE: www.panorama.com.ve

A mi papá le debo mi corazón: así le escribió Danielita a Daniel el Día del Padre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here