La pareja llegaba de compartir tras dar un paseo, y el hombre le disparó a su mujer al llegar a la casa materna de esta. Luego, se quitó la vida.

El sepelio de una mujer asesinada por su esposo, que luego se suicidó, se convirtió en un centro de lamentos y lloros,  al igual que el velatorio de su pareja, el homicida. El suceso ha consternado  a toda la sociedad romanense.

Alan Luis Quezada, de  34 años dio muerte de un disparo en la cabeza a su pareja Juana  Hilcibel Mateo  García, de 23 años, y luego se suicidó, en un suceso que dejó sorprendidos a los vecinos del sector El Invi, donde ocurrió, debido a que la pareja había pasado los dos días anteriores paseando.

Los cadáveres fueron sepultados por separado en la tarde de ayer en medio de una profunda y masiva manifestación de duelo.

Se dijo que, al llegar a la vivienda  materna de la mujer, el hombre reacciono violentamente, tras una discusión, disparándole en la cabeza y luego se suicidó.

El legista confirmó que se trató de un homicidio-suicidio, mientras que oficiales  de la Subdirección de Investigaciones Criminales llegaron al lugar, levantaron muestras y se hicieron cargo del  caso.

Los cadáveres fueron llevados al instituto de Ciencias Forenses, en San Pedro de Macorís, y luego sepultados en el cementerio de la carretera que enlaza La Romana con Higueral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here