No necesitamos ganarle al Atlético

No necesitamos ganarle al Atlético

Desde la final de Lisboa, el Madrid se ha enfrentado 6 veces más al Atlético de Madrid. No ha podido ganarle ni una (dos empates, 4 derrotas): ha marcado tan sólo 4 goles (ninguno en el Calderón) y encajado 11. El último derbi –en Liga el pasado mes de febrero- fue una humillación para los blancos. Perdieron 4-0 y el rival les pasó por encima. Para Carlo Ancelotti eso será una motivación de cara a la ida de los cuartos de Champions de mañana. Es curioso, sin embargo, que después de un revés tan grande contra el eterno rival, el técnico italiano diga que no es necesario ganarle al Atlético.

“No necesitamos ganar, podemos pasar con dos empates, lo importante es pasar de ronda”, explicó esta mañana en un ejercicio de eficiencia y pragmatismo (o racanería, según se mire) típicamente italiana.“No estamos obsesionados con el Atlético, nuestro objetivo no es ganarle al Atlético sino soñar con ganar la Undécima. Y para ello, hay que pasar de ronda porque eso te acerca a la semifinal y a la final. Y la matemática dice que se pueda pasar con dos empates”, añadió el técnico italiano.

Reconoce que enfrentarse a Simeone es, además de un honor, un problema. Pero dice que el Atlético no es ninguna bestia negra y su futuro en el club blanco (con el que tiene contrato hasta 2016) no depende de esta eliminatoria. En los 6 derbis disputados hasta ahora, el Atlético fue superior al Madrid. Tácticamente –el Cholo siempre da con la clave- y también físicamente.

¿Ha detectado cuál ha sido el problema?, le preguntaron a Ancelotti que siempre se pica cuando le cuestionan por su trayectoria reciente contra los rojiblancos. “Cada partido tiene su problema y su explicación, cada derrota ha sido diferente. Algunas veces ha sido por jugadas a balón parado, otras, como en febrero, por la falta de actitud. Es difícil decir lo que ha pasado y, además, ya no es tan interesante porque ahora llega otra eliminatoria”, respondió anticipando que mañana repetirá el esquema habitual: el 4-3-3.

El mismo que empleó en el Camp Nou, pero con un Bale más retrasado para acompañar a Kroos, Modric e Isco en una línea de cuatro en el medio. Mañana entrará James por Isco. “No es un problema de sistema… lo importante es jugar compactos, en todos los aspectos, con actitud, personalidad y coraje”, analizó el técnico italiano. En todos los derbis anteriores también dijo que hacían falta esas tres cosas y no en todos se vio. “No sólo Bale tiene que tener implicación, tienen que tenerla todos. Cuando digo que quiero un equipo compacto me refiero a eso, que hay que atacar con once y defender con once”, argumentó Ancelotti.

“El fútbol no es un problema de números porque si no pondría a 6 centrocampistas y todo solucionado. Y si Simeone mete 7, pues yo 8… El fútbol no es eso”, prosiguió el técnico que confirmó que Bale está al cien por cien y volverá a ocupar su banda mañana. “El dibujo que emplearé es el habitual porque para jugar bien un partido así tenemos que usar nuestras armas: calidad individual, juego rápido y de ataque”.

En las pantallas de la sala de prensa de Valdebebas, mientras, se emitían las imágenes del triunfo de Lisboa, el córner de Modric y el cabezazo de Sergio Ramos. “Es un recuerdo inolvidable pero es algo del pasado, ahora estamos centrados en esta eliminatoria”, apuntó Ancelotti.

El dibujo que emplearé es el habitual porque para jugar bien un partido así tenemos que usar nuestras armas: calidad individual, juego rápido y de ataque”.

CARLO ANCELOTTI

El cabezazo de Ramos que forzó la prorroga y dio la Décima al Madrid fue una jugada a balón parado. Lo quiso recordar el técnico italiano cuando le preguntaron por el arma de Simeone que tan bien funciona y tan buenos resultados ha dado. “Hemos trabajado sí para defender en las jugadas a balón parado, pero la mejor manera de trabajar es jugar contra ellos en el entrenamiento… No tenemos a un Manduzkic y a un Godín aquí para probar cosas. Tenemos que centrarnos en eso sí, pero no demasiado, no olvidemos que hemos ganado una Champions a balón parado”, apuntó.

De esa Champions Ancelotti quiere volver a ver algunas cosas mañana. “Un equipo que compite, lucha hasta el final y va a por el partido y que tenga controlo de juego, como en Lisboa”, explicó al mismo tiempo que aseguró que, respecto al último enfrentamiento, el Madrid llega más fresco. “Y eso nos permitirá jugar a un ritmo más alto”.

Fuente: El País

No hay comentarios

Deja una respuesta