domingo, noviembre 17, 2019
Seciones

SANTO DOMINGO. Cuando David Ortiz disparó su cuadrangular 500 el pasado 12 de septiembre entendió que había logrado el adorno que podía faltar a una carrera de Salón de la Fama y, con la fortuna que ha ganado, no había dólares que compensarán más de un curso bajo la fatiga de jugar en las Grandes Ligas.

El jugador cubano Yulieski Gourriel de Ciego de Ávila en acción en el último partido de su equipo frente a México, el , sábado 6 de febrero de 2016. (EFE/Orlando Barría)

SANTO DOMINGO. Versiones sin confirmar dan cuenta que los jugadores cubanos Yulieski y Lourdes Gourriel, hermanos, habrían desertado luego de concluido su compromiso en la Serie del Caribe, Santo Domingo-2016.

Sólo verlo da miedo:  Conor McGregor suelta un zurdazo a la mandíbula del rival, que cae al suelo, fulminado. Entonces Conor, en vez de dar un paso atrás y levantar los brazos en señal de victoria, se planta de rodillas junto al desprotegido contrincante y descarga una salva de puñetazos en su cabeza que únicamente termina cuando el árbitro se interpone entre ambos.